sábado, 28 de noviembre de 2015

TORCUATO LUCA DE TENA.


Miembro de una conocida familia de periodistas monárquicos, era nieto del fundador de la revista Blanco y Negro (1891) y ABC (1903).
Hijo de Juan Iganacio Luna de Tena y hermano del también periodista Guillermo Luca de Tena.
En 1953 publicó su primera novela, ninguno de sus títulos ha dejado anualmente de ser reeditado.
Sus novelas han sido galardonadas con el Premio Nacional de Literatura, el Larragoiti de la Sociedad Cervantina, el Planeta y el Costa del Sol.
Sus obras han sido traducidas al inglés, francés, portugués, alemán, italiano, holandés, flamenco y chino.
Algunos de sus libros "Edad Prohibida", ha superado el millon de ejemplares.
Ha cultivado la poesía, el teatro, el periodismo, la conferencia y el ensayo histórico.
En 1973 pronunció su discurso de ingreso en la Real Academia Española.




LOS RENGLONES TORCIDOS DE DIOS.


La acción transcurre en un gran manicomio donde residen más de ochocientos enfermos mentales.   Durante una época, uno de esos enfermos recluidos fue el propio autor de estas páginas, quien ingresó voluntariamente para mejor estudiar el triste y patético ambiente que pretendía escribir.
Los locos, los pobres locos,  esos errores de la naturaleza, esos "renglones torcidos de Dios", están tratados con respeto y con piedad.    Los más singulares son "el Autor de la Teoría de los Nueve Universos", "el Gnomo", "el hombre Elefante", Ingacio Urquieta, "La Duquesa de Pitimini", y la enternecedora pareja formada por "la niña Oscilante" y "Rómulo el Mimético".
Entre ellos, los médicos  los demás "batablancas", Alice Gould - a veces altiva y distante; a veces humanisima y femenina- muestra su belleza, su espíritu superior, su gran poder de fascinación... y su enigma.

miércoles, 21 de octubre de 2015

RUTA CIRCULAR,  EL CABEZO GORDO POR LOS TÚNELES

El Cabezo Gordo es una elevación de 312 metros de altura situada en el Campo de Cartagena, en el municipio de Torre Pacheco de la Región de Murcia.
Está declarado como paraje protegido por su interés biológico, paisajístico, paleoantropológico y cultural.     Este cerro calizo sobresale de la llanura sedimentaria del Mar Menor;  las explotaciones de mineral de hierro en las que se seguían las vetas de mineral hasta que se agotaba, han generado infinidad de cuevas, galerías o simas artificiales, como son la Cueva del agua, el túnel del Contrete, la Sima de las Palomas, etc.


Desde la cima podemos avistar una preciosa panorámica del Mar Menor, de la fértil llanura que lo rodea, la sierras de Carrascoy, Columbares, de Cartagena, la Manga, etc.
 El Cabezo gordo es de titularidad privada, pero tiene la consideración de paisaje protegido.
Su estructura  es de mármol, por lo que desde hace mucho tiempo se explota como cantera.
En este lugar se encuentra uno de los yacimientos más importantes del mundo de restos del Homo Neanderthalensis, en la cueva llamada “Sima de las Palomas”.




En sus laderas encontraremos comunidades vegetales como son: Cornical y lastonar, especies protegidas a nivel regional.   Al igual que grupos de carrascas, lentiscos, esparto, romero, etc.








Esta ruta que se desarrolla por el Cabezo Gordo con una distancia de unos 5,6 km, nos llevará por sus laderas hasta su pico más alto con unos 312 metros de altitud.     Desde su cumbre se puede ver todo el Mar Menor, el Campo de Cartagena, sierras de Columbares, Carrascoy, de Cartagena, etc.
A lo largo de esta ruta tendremos un desnivel acumulado de unos + 392 metros y el desnivel total será de 247 metros.




No es una ruta larga, pero sí un tanto dura y difícil por su orografía y desniveles, por lo que no está indicada para todo tipo de personas, sino para aquellas que ya tengan una cierta preparación y experiencia en ascender y descender por fuertes pendientes.







MAPA DE LA RUTA Y DATOS TÉCNICOS:








ACCESO:
Tomamos la carretera RM-19 Autovía del Mar Menor en dirección San Javier, pasamos la población de Balsicas y tomamos la salida de San Cayetano – Los Dolores – El Mirador.
Desde aquí continuamos por la carretera RM. F-27 en dirección Los Dolores.   Aproximadamente a 1,6 km tomamos una carretera asfaltada que veremos a nuestra derecha (CS S-IV t-1),  ahora entre invernaderos continuamos aproximadamente  1,4 km para llegar a un aparcamiento que se encuentra en la cara sur del Cabezo Gordo.





ITINERARIO:





Esta ruta comienza en el aparcamiento que hay cerca de la carretera señalado y delimitado.   La ruta se desarrolla en su mayor parte por su cara sur,  apenas encontraremos señalizaciones, y las sendas poco definidas. Aunque al ser una ruta circular y este cabezo estar aislado, no hay riesgo de pérdida




Veremos bastantes terreras, que son lugares donde se depositaban los restos de rocas y minerales que no tenían utilidad.    Si buscamos un poco podemos encontrar minerales de calcita y magnetita.

Salimos del aparcamiento en dirección hacia la montaña y giraremos hacía nuestra izquierda al encontrar la primera pista forestal.


Continuamos por esta pista que circunda este Cabezo Gordo y a unos 380 metros llegaremos a la boca de un túnel, este será nuestro primer punto de visita, la Cueva del Agua.



Debes de llevar una buena linterna,  ya que al poco de entrar la oscuridad es total.

La entrada es un marco cuadrado en la piedra, nos introducimos y tendremos un recorrido rectilíneo en el que podremos ir de pié, ya que el techo es alto. 
  Al final de este recorrido veremos una bóveda y una especie de abertura que nos da paso a otra sala donde la galería se divide en varios caminos:

 Ø  A la izquierda uno con un recorrido muy corto, no merece la pena entrar.
Ø  A la derecha tendremos otro túnel algo más largo que nos lleva a una sala bastante grande y que posteriormente continúa.    Tendremos a nuestra derecha una serie de estructuras de color blanquecino.
Ø  Frente a nosotros veremos una especie de puerta con unos escalones de piedra que bajan hasta la balsa del agua.   


Nada más bajar estos escalones tendremos un pequeño muro el cual no debemos sobrepasar, ya que nos separa del agua.   Debido a que esta se encuentra en reposo y está muy cristalina, no podremos apreciarla si no lanzamos alguna piedrecita.




Salimos de la cueva del Agua y continuamos por la pista en dirección noroeste (NW) y a unos 210 metros veremos un claro y un murete que delimita un pozo.

En este punto podemos apreciar perfectamente la cima de este cerro y ver el barranco por donde debemos ascender hacia el.








Comenzamos a ascender por el barranco siguiendo una especie de senda de piedras sueltas, que según vamos ganando altura, se irá convirtiendo en paredes de piedra, que en ocasiones nos obligarán a utilizar las manos, para poder asegurarnos y continuar progresando.


El camino para el ascenso es seguir prácticamente el barranco, sin salir de el.



Poco a poco iremos ganando altura y comenzaremos a ver las antenas que hay en la cima.



Aproximadamente a 1,4 km., desde el aparcamiento y a una altitud de 274 metros, llegaremos a una especie de senda o tramo horizontal, por el que debemos continuar ascendiendo ahora en dirección suroeste (SW) hacia las antenas.


Aproximadamente a unos 180 m veremos unas  placas solares, y en unos pocos metros más,  llegaremos a la cima de este Cabezo Gordo.
Las vistas desde el son impresionantes.









A partir de aquí,  buscaremos una senda de tierra que hay en la cara norte de esta cima y muy próxima a un frondoso pino carrasco, que en dirección norte y cresteando, nos llevará hasta la altura donde se encuentra el túnel del Contrete.









Este recorrido es de aproximadamente unos 215 metros.







En este punto comenzaremos un descenso por la ladera oeste (W) de  unos 80 metros, momento en el que nos aparecerá la entrada a este túnel







Desde la entrada hasta el piso de este túnel del Contrete, hay una cierta distancia que hay que salvar destrepando por la pared.
Este paso es bastante peligroso, a mi parecer,  por lo resbaladizo de la tierra de mineral que cubre dicha pared, la altura es considerable para tener una caída, por lo que se recomienda no entrar a personas que no estén habituadas a la escalara.

Sería necesario utilizar alguna cuerda y algo de material de escalada para continuar por este lugar.









Después de atravesar este túnel cuya longitud es aproximadamente de unos 108 metros, saldremos a la ladera este (E) y a una altitud de 210 metros.    Ahora debemos continuar por una senda de tierra rojiza y piedras sueltas, que en ocasiones se pierde, pero que nos llevará hasta una balsa que veremos en medio de unos huertos y que junto a ella, tendremos una cómoda pista forestal por la que debemos continuar.



Dos vistas de la senda de tierra y piedras, por la que tendremos que descender por esta ladera este (E)




Una vez llegado a la pista forestal que se encuentra junto a la balsa, seguiremos por nuestra derecha en dirección sureste (SE).       Continuamos por ella y a unos 785 metros, llegaremos a una bifurcación de pistas.       En este punto tendremos dos opciones:

1ª Acortar la ruta dirigiéndonos directamente hacía la entrada del túnel más grande, el cual nos llevará casi directamente hacía el aparcamiento.

2ª Continuar la senda hasta llegar al final de la misma y ascender hasta la loma de la montaña y continuar cresteando, para posteriormente bajar nuevamente hacia la entrada del túnel más grande.


1ª OPCIÓN:


Continuamos por la pista de nuestra derecha, en dirección suroeste (SW) y en 100 metros llegaremos a la entrada de este segundo túnel.
Para encontrarlo con más facilidad, veremos las ruinas de una casa y a su izquierda la entrada al túnel.
Este túnel tiene una longitud de 227 metros aproximadamente.

Entramos en el y a unos 640 metros llegaremos al aparcamiento, dando por finalizada la ruta.




2ª OPCIÓN:

Continuamos por la pista forestal que discurre paralela a un bosque de pinos y en dirección casi este (E).
A unos 570 metros nos toparemos con una valla junto a una nave.
A nuestra derecha veremos el inicio de una senda,  seguimos  por ella,  inicialmente discurre junto a la valla.   En el punto donde la valla metálica cae  hacia nuestra izquierda, nosotros continuaremos ascendiendo zigzagueando por la ladera hasta llegar a su parte más alta, donde podremos ver un círculo y la palabra “cerro” pintado en color rojo.

 





Este tramo es un poco fuerte, pero si hacemos los zigzag espaciados y subimos sin prisa, veremos que pronto estaremos arriba y casi sin fatigarnos.




 Ahora tan solo debemos seguir una senda fácil que en ocasiones se pierde, que cresteando nos llevará en unos 460 metros,  hasta un gran hito de piedras en medio de un círculo pintado en color blanco.



En este punto y en dirección norte, veremos el inicio de una senda, que en dirección casi noroeste (NW), desciende hasta las proximidades de la entrada al segundo túnel, al más largo.
La longitud de esta senda es de unos 270 metros.   Descendemos por ella y al final de la misma continuamos por  nuestra izquierda en dirección oeste (W),  y en unos 110 metros llegaremos a la entrada de este segundo túnel


Este túnel tiene una longitud de 227 metros aproximadamente.
Es totalmente recto, no hay ninguna bifurcación, ni  pozo, ni saliente, etc., que nos pueda dañar.      Inicialmente es amplio y el techo alto, con lo cual podemos avanzar sin dificultad.
A mitad del túnel tendremos una pequeña rampa de piedra, a partir de aquí, el túnel se hace algo más pequeño y su techo más bajo; pero aún así, se puede andar por el sin problema.





Para cruzarlo es imprescindible algún tipo de iluminación tipo linterna, frontal, luz química, etc.



La salida es algo estrecha y su techo bajo, pero no hay dificultad para llegar al exterior.



Ya fuera, veremos una ladera de piedras sueltas y frente a la salida una senda que baja hasta una cómoda pista forestal.




Descenderemos por esta senda que discurre por una pedriza y que desemboca en una pista forestal junto a una explanada del centro de interpretación, lugar este ahora abandonado.

Desde aquí nos dirigiremos hacía el aparcamiento y en cuestión de minutos llegaremos, dando por finalizada la ruta.



¡ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO Y QUE DISFRUTÉIS HACIÉNDOLA!


Vistas de lo que fue el Aula de Interpretación de las cuevas del Cabezo Gordo.