jueves, 24 de noviembre de 2016

JOSÉ MARÍA AROCA.

En esta obra se aborda un tema hasta ahora absolutamente inédito: el de la inmediata potsguerra española, con las consecuencias que la derrota supuso para los vencidos: la cárcel, el destierro y, en algunos casos, el pelotón de ejecución.
En un estilo llano, directo, que no carece de aliento literario, el autor narra sus propias experiencias de ex-comisario político del Ejercito de la República, detenido en Barcelona, juzgado por un Tribunal Militar, condenado a muerte y finalmente reintegrado a la normal convivencia ciudadana.
En el curso de este libro se mira hacia atrás sin ira, , sin rencores y sin nostalgia.    Como se mira el tiempo ido, cuando la madurez ha dado a los supervivientes de una tragedia serenidad de juicio y el paso de los años ha acortado paulatinamente distancia espirituales que parecían irreductibles.