jueves, 24 de noviembre de 2016

JOSÉ MARÍA AROCA.

En esta obra se aborda un tema hasta ahora absolutamente inédito: el de la inmediata potsguerra española, con las consecuencias que la derrota supuso para los vencidos: la cárcel, el destierro y, en algunos casos, el pelotón de ejecución.
En un estilo llano, directo, que no carece de aliento literario, el autor narra sus propias experiencias de ex-comisario político del Ejercito de la República, detenido en Barcelona, juzgado por un Tribunal Militar, condenado a muerte y finalmente reintegrado a la normal convivencia ciudadana.
En el curso de este libro se mira hacia atrás sin ira, , sin rencores y sin nostalgia.    Como se mira el tiempo ido, cuando la madurez ha dado a los supervivientes de una tragedia serenidad de juicio y el paso de los años ha acortado paulatinamente distancia espirituales que parecían irreductibles.





1 comentario:

  1. Interesante vista de las cárceles nacionales después de la guerra civil española, desde la propia y real vivencia de este testigo, que es José M. Aroca.
    Una lectura fácil, cómoda y cercana; con interesantes y curiosos momentos, que narran el desconcierto inicial de la administración judicial desbordada por la gran cantidad de autos que se debían de juzgar, y los errores que se produjerón a raíz de esto.
    La vida cotidiana, y aburrida en ocasiones de las cárceles, los grupos de trabajo, reducción de penas por la realización de estos trabajos, en ocasiones fuera de los muros carcelarios, etc.
    Un texto que te engancha desde que se inicia su lectura, hasta que finalizas la última hoja.

    ResponderEliminar